Diseñar entre varios equipos; un reto físico y digital

Rara vez un único equipo se encarga del diseño completo de un producto; normalmente los proyectos de cierta entidad son el resultado de la colaboración de múltiples equipos, que deben asegurarse de estar en la misma página para evitar errores costosos en tiempo y dinero.

Por ejemplo, diseñar productos electrónicos físicos comporta una serie de retos únicos, a los que normalmente no nos enfrentamos en el mundo digital.  En muchas ocasiones, el diseño mecánico y el eléctrico del producto evoluciona a ritmos diferentes, y uno no puede esperar al otro. Es muy frecuente que los diseños físicos o mecánicos sufran modificaciones continuas para adaptarlos mejor a las especificaciones, reducir los costes de producción o mejorar la usabilidad. Los productos tecnológicos actualizados requieren de un diseño eléctrico y mecánico, por lo tanto, es importante que los diseñadores eléctricos y mecatrónicos trabajen de manera sincronizada para evitar la pérdida de tiempo y errores comunes que pueden suceder en los procesos de diseño.

Generalmente lo diseños eléctricos se comienzan a realizar en PCB o el esquemático, pero hay que recalcar que el desarrollo de nuevos productos siempre empieza con el diseño mecánico. Es entonces es cuando las empresas deben idear nuevas estrategias para unificar el trabajo de diseño.

Cuando se emplean las herramientas CAD en los diseños de piezas y accesorios mecánicos /eléctricos, siempre se tienen que transferir los datos de diseños en ambas áreas productivas. Este proceso puede resultar un poco tedioso y complicado porque requiere del empleo de mucho tiempo. Es aquí cuando entra en juego la integración eficiente y precisa de los datos de una y otra área mediante la colaboración ECAD/MCAD.

Esto es especialmente pronunciado en el mundo del prototipado rápido que está a disposición casi de cualquiera con la impresión 3D. Los diseñadores eléctricos tienen ciertos problemas debido a que casi no tienen acceso a los planos mecánicos, y si cuentan con algún acceso no disponen de actualizaciones específicas correspondientes a los diseños que se están ejecutando en la parte mecánica.

Y de igual forma, es posible que el equipo de diseño mecánico tenga que realizar ajustes de última hora mientras que el equipo de diseño eléctrico ha completado el suyo, lo que obliga a rehacer trabajo y puede provocar errores de fabricación o problemas en la vida del producto.

Para resolver estos problemas deben seguirse procesos detallados, los cuales deben incluir una integración adecuada y novedosa entre los diseños CAD con funcionalidades eléctricas y mecánicas.

Es algo similar a lo que sucede con la integración Backend/Frontend de un proyecto digital, y por lo que el uso de sistemas de control de versiones como Git es esencial para trabajar de manera eficiente y asegurar un producto de calidad. Sólo con sistemas que garanticen un flujo de información controlado y fiable podremos asegurar que los proyectos llegan a buen término.