Las impresoras 3D salvan vidas

El diario ABC ofrece hoy dos noticias procedentes de la investigación médica, en las que impresoras 3D se presentan como instrumentos eficaces para salvar o mejorar la vida de las personas.

impresora3D

 
Las impresoras 3D, capaces de construir objetos tridimensionales en muy diversos materiales, facilitan permanentes avances en el campo del I+D+I
 

 

Un dispositivo biorreabsorbible, realizado gracias a una impresora en 3D, ha permitido que Kaiba, un bebé de apenas 20 meses, pueda respirar y, por tanto, vivir. El invento, realizado en la Universidad de Michigan (EE.UU.), permite que Kaiba, aquejado de traqueobroncomalacia, una enfermedad que en los recién nacidos causa un colapso de las vías respiratorias e insuficiencia respiratoria, y que tiene difícil tratamiento, pueda volver a respirar.

Un grupo de médicos, capitaneado por el cirujano dental y experto en implantes, Andrew Dawood, ha logrado también reconstruir el rostro de un paciente desfigurado por un tumor, gracias a una impresora 3D, capaz de generar todo tipo de objetos tridimensionales diseñados y modelados a ordenador. Moger, quien se había sometido previamente a ocho cirugías reconstructivas sin éxito, ha recibido una prótesis facial que se ajusta perfectamente a su rostro.

Las impresoras 3D, capaces de construir objetos tridimensionales en muy diversos materiales, facilitan permanentes avances en el campo del I+D+I en ámbitos tan diversos como la medicina y la industria. La construcción de prototipos, que en el terreno industrial lleva años de implantación, está encontrando en la medicina posibilidades hasta ahora desconocidas, que podrán aportar mejoras en la calidad de vida de las personas.

Fuente: ABC