La accesibilidad, navegabilidad y usabilidad en Tecnoempleo

Procurar la accesibilidad, la navegabilidad y la usabilidad de una página web es fundamental para ofrecer a los visitantes y usuarios una experiencia gratificante e instarlos a utilizarla.

Tecnoempleo.com: Accesibilidad, navegabilidad y usabilidad, tres conceptos que, si bien están relacionados, no son sinónimos. Procurar la accesibilidad, la navegabilidad y la usabilidad de una página web es fundamental para ofrecer a los visitantes y usuarios una experiencia gratificante e instarlos a utilizarla.

La accesibilidad, navegabilidad y usabilidad en Tecnoempleo.com Accesibilidad, la navegabilidad y la usabilidad, fundamentales para ofrecer a los visitantes y usuarios una experiencia gratificante

 

La Accesibilidad de una página web supone que todas las personas que lo deseen puedan acceder, entender, navegar e interactuar con la página.

Implica que el diseño de la página contemple las necesidades de todos los posibles usuarios para acceder a la página a través de diversos dispositivos tecnológicos y sus formatos.


Pensar el diseño y la arquitectura de una página web de modo que cumpla los requisitos de accesibilidad requiere tener en cuenta muchos factores, como el tipo de contenido, el tamaño y la complejidad de la página web, y las herramientas tecnológicas con las que será desarrollada.

La Navegabilidad de una página web se refiere a la facilidad con que un usuario puede desplazarse por ella. Si una página web es clara, sencilla, comprensible, ofrece al usuario una experiencia satisfactoria

Al diseñar una página web debemos proporcionar al usuario una serie de recursos y estrategias para que consiga con autonomía y rapidez la información que está buscando. Una página web tiene un nivel óptimo de navegabilidad cuando su interfaz le responde al usuario las siguientes preguntas: ¿Dónde estoy?, ¿dónde he estado?, ¿dónde puedo ir?
Para resumir, debe dar pistas claras al usuario para que acceda a la información.

La navegabilidad web puede determinarse a partir de tres principios:

La estructura del sitio: Una organización y categorización simple, clara y estable facilita a los usuarios la búsqueda de información.

La localización: En páginas complejas, es necesario que el usuario identifique con facilidad en qué lugar de la página se encuentra.

El contexto: El diseño de una página debe facilitar a los usuarios referencias explícitas que ayuden a diferenciar una sección de otra.

Y para esto es recomendable que incorpore el menú de navegación y el mapa del sitio. Poder volver en un clic a la página principal. Tener siempre en cuenta la Regla de los tres clics.

La Usabilidad: Los sitios web deben estar diseñados para que los usuarios puedan interactuar con ellos de la forma más fácil cómoda e intuitiva posible.

La Organización Internacional para la Estandarización (ISO) describe así la usabilidad: La usabilidad se refiere a la capacidad de un software de ser comprendido, aprendido, usado y ser atractivo para el usuario, en condiciones específicas de uso.
Una página web es “usable” si tiene un diseño centrado en el usuario y sus necesidades, y no en la tecnología, en la ‘creatividad’ o en la ‘originalidad’ de su diseñador.

De estas definiciones, se desprenden algunos criterios que debemos considerar:

Facilidad de Uso: Los nuevos usuarios deben poder desarrollar una interacción efectiva con la página sin necesidad de esfuerzo. Esto se puede lograr si el diseño y la arquitectura de la información tienen en cuenta: la predictibilidad, la síntesis de información y la consistencia.

Eficiencia de uso: Se refiere a la eficacia y eficiencia de la página web, y está íntimamente relacionada con las características del servidor, la velocidad de transferencia de datos, etc.

Flexibilidad: Se refiere a la necesidad de que el usuario cuente con varias vías para encontrar una información o realizar las acciones que desea.

Seguridad: Además de ser segura, el usuario debe percibirla segura.

¿Cómo lograr en nuestra página web niveles óptimos de accesibilidad, navegabilidad y usabilidad?
Los criterios que hemos tenido en cuenta al desarrollar nuestra página web, para lograr su accesibilidad, navegabilidad y usabilidad, son estos:

. Considerar cuáles son los objetivos del sitio web y tratar de que los contenidos y servicios que ofrece se correspondan con esos objetivos.
. Orientar la estructura general del sitio web al usuario, y no pensar sólo en el diseño creativo o a la tecnología utilizada para el desarrollo de la página.
. Proporcionar información sobre la protección de los datos de carácter personal que los usuarios incluyen en la página web.
. Usar un único sistema de organización de la información, bien definido y claro.
. Presentar enlaces fácilmente reconocibles como tales y ofrecer elementos de navegación que orienten al usuario acerca de dónde está y cómo retornar en su navegación.
. Utilizar un tipo de fuente, ancho de línea y alineación, que faciliten la lectura.
. Garantizar la compatibilidad del sitio web con los diferentes navegadores, y la visualización correcta con distintas resoluciones de pantalla.

Y controlar el peso de la página, y el tiempo de respuesta y la velocidad del servidor, para ofrecer a nuestros usuarios los estándares óptimos.

J. Aristegui, www.tecnoempleo.com