Tecnoempleo: Impacto de las Tecnologías en el mundo laboral

La revolución industrial se produjo cuando se aplicó la energía controlada a los procesos productivos. La revolución tecnológica la estamos viviendo al aplicar la Información, los datos organizados, a los procesos productivos y a la gestión de la sociedad y sus servicios.


 
Estamos viviendo un momento crítico: La revolución tecnológica, que provoca un significativo cambio social.

 
 

Parece claro que está surgiendo una nueva sociedad, que reclama trabajadores capacitados en las nuevas tecnologías. Esta sociedad cambia conceptos tan tradicionales como el de “puesto de trabajo”; hoy hablamos de teletrabajo, teleinformación, autoempleo, trabajadores “freelance”…


La Sociedad de la Información se basa en la gestión, la calidad y la velocidad de la Información, y se traduce en competitividad. Quien mejor gestione la Información, influirá en la sociedad y los procesos de producción.

Estos nuevos modelos productivos provocan la salida del mercado de trabajo de quienes no están capacitados para ellos.

Hace años se viene hablando de “inforricos” e “infopobres”, refiriéndonos a las personas en razón de su capacidad de conocimiento de la nuevas tecnologías de la información. De esta forma se superan otras divisiones tradicionales, en función del poder económico, o del marco social donde esos individuos viven.

Cuando las cifras de desempleo aumentan de manera alarmante, el sector tecnológico parece mantener unas mejores cifras de ocupación. Pero ocupa a los profesionales “inforricos”, ofrece buenas oportunidades a los “nativos digitales”, y reclama modelos formativos nuevos.

Las mismas tecnologías están en constante evolución, por lo que la formación TIC continuada es una exigencia ineludible.

Tantos cambios suponen un importante reto, y tendremos que aprender a saber afrontarlo, pues ese será el futuro en la Sociedad de la Información.


J. Aristegui Tecnoempleo.com