La formación online en auge frente al desempleo

En un momento de crisis económica como la actual, con unas tasas de desempleo en pleno crecimiento, la formación online se erige como una alternativa perfecta para formarse en tiempos convulsos. Según las previsiones realizadas, se estipula que el impacto económico del coronavirus será especialmente abrupto, provocando un descenso de un 9,2% en el Producto Interno Bruto (PIB) de este año.

Frente al alarmismo de los datos, muchas personas han decidido reencaminar su futuro laboral complementando su formación con estudios online, financiados en muchos casos a través de préstamos para estudiantes. Si durante el confinamiento la formación online ya experimentó un fuerte crecimiento, se espera que durante los próximos meses la tendencia se mantenga en auge.

Las ventajas de la formación online en épocas de crisis

Según datos del INE, durante el mes de abril se destruyeron más de medio millón de empleos, rozando en total los cuatro millones de desempleados. Durante el mes de mayo, los datos mejoraron relativamente con un aumento del número de afiliados de 188.000 personas. Ante esta situación de incertidumbre y poco favorable laboralmente, la formación online presenta sin duda una gran ventaja: la posibilidad de combinarla con un empleo, sin tener que resolver el eterno dilema entre estudiar o trabajar.

En este sentido, la flexibilidad que aportan los estudios a distancia será fundamental en un período en el que tendremos que adaptarnos a nuevas realidades y situaciones laborales. Además, uno de los grandes beneficios de la formación online es que permite que cada estudiante tenga un mayor dominio de sus tiempos, ofreciendo grandes posibilidades para que cada persona organice sus planes de estudio en función de sus propias necesidades.

 

Asimismo, la formación a distancia permite realizar los estudios desde cualquier entorno, por lo que no necesitarás moverte de tu casa por ningún motivo. Así, en primer lugar, podrás tener un entorno de aprendizaje más confortable que podrás escoger tú mismo. En estos momentos de incertidumbre, muchas personas han experimentado sensaciones de angustia o estrés, por lo que seguramente haya mucha gente que prefiera realizar sus estudios desde la comodidad de su hogar.

Del mismo modo, el hecho de no tener que desplazarse hasta un centro formativo disminuirá o incluso reducirá a cero los gastos de desplazamiento. Además, con la formación online no tendrás que plantearte la necesidad de cambiar de ciudad, alquilando una nueva casa o alejándote de tus seres queridos por un tiempo.

El material de estudio también suele ser más económico en la formación a distancia, ya que normalmente los materiales se cuelgan directamente en las plataformas de estudio. De este modo, tendrás a mano todas las herramientas que necesites, actualizadas y disponibles para que las puedas consultar en cualquier momento del día.

La formación online también ofrece ventajas en cuanto a la posibilidad de hacer networking con otros profesionales que se encuentren en nuestra misma situación. Las clases virtuales no acostumbran imponer tanto como las presenciales, por lo que casi todos los alumnos participarán y tendrás la oportunidad de establecer contacto con aquellos que más te interesen personal o profesionalmente.