Vehículos eléctricos: Los trabajos del futuro de la industria del automóvil

La irrupción de los vehículos eléctricos está revolucionando la industria del automóvil desde que la mejora en la producción de las baterías de ión-litio permitió el surgimiento de Tesla Motors en el año 2003. El propósito de esta empresa era el de transformar por completo la industria del automóvil en un momento en que llevaba décadas dominada por los vehículos de combustión, es decir, por los coches de gasolina y diésel. En aquellos años resultaba impensable que un vehículo eléctrico pudiese competir en el mismo mercado que los Ford, Fiat, Mercedes, Volkswagen o Toyota, pero hoy este panorama es muy diferente.

Ingeniería y Diseño

A raíz de la irrupción de Tesla, otras marcas como Ford, Volkswagen, Fiat o Renault están comenzando sus propias líneas de producción de vehículos eléctricos para no perder su cuota de mercado, y todas ellas están abriendo un amplísimo nicho de nuevas plazas de empleo. La producción de vehículos eléctricos no requiere únicamente del desarrollo de los coches, sino también el de las fábricas en sí mismas, con lo que la ingeniería de procesos, la ingeniería mecánica y el diseño estructural son algunas de las profesiones más demandadas.

Inteligencia Artificial

Junto con la durabilidad de las baterías, el otro gran caballo ganador de algunas compañías de vehículos eléctricos está siendo la Inteligencia Articial (IA). Tanto los vehículos de Tesla como los de Waymo –filial de Google–, se caracterizan por ser capaces de conducir de forma autónoma incluso en las condiciones más adversas. Por esto, los ingenieros informáticos con especialización en Inteligencia Artificial son algunos de los empleados más cotizados actualmente en la industria, aunque también hacen falta programadores para el sistema operativo de los coches, especialistas en ciberseguridad y diseñadores de interfaces de usuario.

 

Energía Fotovoltaica

Paralelamente, la posibilidad de cargar las baterías de un coche aprovechando la luz solar está favoreciendo el incremento en la producción de vehículos con paneles fotovoltaicos incorporados. En algunos casos, incluso, estos paneles recubren por completo el techo de las fábricas de las propias empresas. Por esto, resulta esencial la incorporación de ingenieros especializados en el diseño, desarrollo, producción, instalación y reparación de paneles solares fotovoltaicos. Es importante tener en cuenta que una especialización en energía termosolar no será de gran utilidad en este ámbito, ya que la energía termosolar se aprovecha fundamentalmente para la producción de energía a gran escala.

Gestión de Proyectos

La expansión tan rápida de la producción de vehículos eléctricos está demandando además un amplio equipo de personal administrativo capaz de gestionar la transición masiva desde los viejos vehículos de combustión interna hacia el nuevo futuro eléctrico de nuestros sistemas de transporte. En este sentido, las empresas automovilísticas necesitan sobre todo gestores de proyecto. Son especialmente importantes porque la producción de un vehículo eléctrico no solo requiere de una sofisticada ingeniería, sino también de un extraordinario grado de reorganización de la producción que, en los casos de empresas que aún se están incorporando a este mercado como Ford o Volkswagen, terceriza buena parte de sus servicios y requiere de gestores de proyecto internos para mantenerlos al día.

El ahorro energético

Contra todos los pronósticos, los EVs comenzaron a despuntar en el mercado entre 2007 y 2008 y desde entonces no han cesado de crecer en su cuota de mercado a costa de los vehículos de combustión. Aspectos como un mayor espacio disponible en el interior del vehículo –ya que los EVs no necesitan una transmisión ni una ubicación delantera para el motor–, una mayor aceleración con respecto a los vehículos de combustión y un enfoque de desarrollo mucho más tecnológico y transparente que el de las empresas más veteranas de la industria, han hecho que los vehículos eléctricos ganen más adeptos cada año y estén destinados a dominar la industria en las próximas décadas.

La producción de partes

La mayor simplicidad de los motores eléctricos reduce también la probabilidad de fallo de sus piezas, si bien su tecnología de vanguardia incrementa su coste. En Estados Unidos, las reparaciones de los vehículos eléctricos están siendo realizadas en su mayoría a cargo de los propios fabricantes, mientras que en Europa se espera que los principales especialistas en partes, como Euautorecambios.es, puedan incorporar a su stock las piezas de reemplazo de los vehículos eléctricos a medida que vayan incorporándose al mercado.