Consejos para preparar un examen de inglés de Cambridge

Las ventajas de tener un certificado oficial de inglés son muchas, la principal es que tu nivel de inglés está avalado y puedes justificar que tienes el nivel del idioma. Además, tener un certificado puede beneficiarte académica y laboralmente. Examinarse de un examen oficial de inglés como los de Cambridge: First Certificate (FCE), Advanced (CAE) o Proficiency (CPE), tiene muchas ventajas. Aunque prepararse para uno de estos exámenes puede  ser un camino largo, una buena opción es apuntarse a una academia digital de inglés como ABA English.

 

Si tienes un nivel B2 es el momento para prepararte para el First Certificate. Este certificado demuestra que tienes un nivel intermedio-alto de inglés y que puedes leer en inglés, mantener una conversación fluida y escribir sin dificultad. El FCE es uno de los exámenes más demandados a nivel mundial y puede abrirte muchas puertas tanto en el mundo laboral como en el académico. Una vez obtengas el FCE, es recomendable que sigas certificando tu nivel de inglés con el CAE y finalmente, el Proficiency.

 

Estos tres exámenes de Cambridge siguen el mismo formato, por lo que puedes prepararlos siguiendo los mismos métodos.

 

  • Clases de inglés para preparar el examen

Aunque tengas el nivel que pide el examen al que quieres presentarte, es recomendable que te apuntes a un curso de inglés para prepararlo. Estos exámenes son muy específicos y debes aprender a hacerlos. Conocer sus partes y qué tipo de respuesta se espera en cada una puede marcar la diferencia entre el aprobado y el suspenso. Para ello puedes hacer clases online, descargar apps que trabajen las distintas partes del examen o preparar exámenes de convocatorias anteriores.

 

  • Escuchar podcasts o la radio

Si tienes dificultades para entender el listening de tu examen, una de las mejores soluciones es que te acostumbres a escuchar el inglés en su contexto habitual. Una buena opción son los podcasts o programas de radio. Cuanto más te familiarices con los distintos acentos, la velocidad de los hablantes nativos y las entonaciones de la lengua inglesa, más facilidad tendrás para entender el listening del examen y aprobar esa parte. Ver películas y series también puede ayudarte a mejorar el listening siempre y cuando las veas sin subtítulos prestando atención a lo que dicen los personajes.

 

  • Habla inglés con nativos

El examen oral lo harás con otra persona que también se presenta al examen, si la conoces es recomendable que lo preparéis juntos para así estar menos nerviosos. De todos modos, la mejor manera de preparar el examen oral es practicar inglés con personas nativas o que suelen hablar inglés habitualmente. Practicando el inglés hablado llegarás al examen con más confianza y con más posibilidades de entender lo que te preguntan. En esta parte del examen, muchos estudiantes suelen ponerse nerviosos. Así que es importante ir calmado sabiendo qué tipo de preguntas te harán. Muchas ciudades ofrecen programas de intercambio de idiomas y algunas aplicaciones también ofrecen la opción de hacer llamadas o videollamadas con personas nativas. Si no conoces a nadie que hable inglés, puede ser una buena opción para familiarizarte con la lengua hablada.

 

  • Lee el periódico

Los exámenes de reading suelen usar artículos de periódicos o textos sobre temas muy concretos o poco comunes. Para preparar esta parte debes estar acostumbrado a leer en inglés sobre cualquier tema. Es perfecto que te guste leer novelas en inglés, esto ayuda con tu comprensión lectora, pero también es recomendable que leas el periódico o artículos sobre temas variados. De este modo puedes aprender vocabulario sobre temas menos habituales que podrían aparecer en tu examen.

 

  • Escribe en inglés

Aunque puedes prepararte muchos tipos de redacciones que pueden entrar en tu examen, cuánto más habituado estés a escribir en inglés, mejor harás esta parte del examen. Una buena manera de habituarse a escribir en inglés es utilizar tus redes sociales en esta lengua. Así como descargarte una aplicación para chatear en la lengua con nativos. Cuando prepares redacciones es importante que prestes mucha atención al tipo de texto que vas a escribir, si va a ser formal o informal, y utilices el vocabulario más adecuado. Al corrector le es indiferente si tu redacción es o no interesantísima, lo que busca es que puedas demostrar el dominio del idioma. Si estás escribiendo una redacción informal, el uso de expresiones y frases hechas puede sumar puntos a tu examen.