Nvidia logra videojuegos por ‘streaming’ a tiempo casi real

En una era en la que es habitual oír canciones y ver películas en forma de streaming en línea, Nvidia, el fabricante de chips, cree haber resuelto un problema técnico importante que ha limitado el streaming para los viedeojuegos.

shield_nvidia
 
La consola Shield se lanzará en mayo en Estados Unidos por una tarifa única de unos 180 euros y habrá dos paquetes de suscripción para su servicio de videojuegos en streaming

 
Las consolas de videojuegos son tremendamente populares, pero dependen de datos almacenados en un DVD o el hardware de la consola que pueden quedar obsoletos muy rápido. El nuevo sistema de juegos y entretenimiento de Nvidia, llamado Shield, usa varios trucos tanto de software como de hardware para jugar a juegos que se ejecutan en superordenadores a distancia, con la menor latencia posible y acabando, en teoría, con la necesidad de que los jugadores compren una versión nueva y más potente de la consola cada pocos años.

En una conferencia de prensa en la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos en San Francisco (EEUU) esta semana el director ejecutivo de Nvidia, Jen-Hsun Huang, afirmó que Shield es mucho mejor que cualquier otro aparato a la hora de acelerar los juegos en alta resolución en streaming. «Desde el momento en que le doy a un botón hasta el momento en que ese input se refleja en la pantalla, pasan menos de 150 milisegundos», afirmó. Es parecido al rendimiento de una PlayStation o una Xbox que reproducen un juego de DVD.

El director de Producto de Grid, el servicio de streaming de juegos de Nvidia, Andrew Fear, declaró a MIT Technology Review que la empresa ha estado trabajando en rebajar milisegundos de latencia de cada fase del proceso, asegurándose de que se pueda jugar sin sobresaltos incluso con conexiones a internet por debajo de la media. Nvidia lo ha conseguido en parte creando software y hardware propios que convierten imágenes gráficas rápidamente en datos que se pueden enviar por internet.

Sin embargo, Fear avisó de que la latencia dependería de dónde esté el usuario. Cuando se lance el servicio los juegos se mandarán desde una de entre cuatro localizaciones posibles: el este de Estados Unidos, el oeste de Estados Unidos, Irlanda y Japón. «Sabemos que si estás a una distancia de 30 a 40 milisegundos de nuestro centro de datos (aproximadamente la mitad de la distancia entre Londres y Nueva York), la latencia media en tu casa será de unos 150 milisegundos».

La consola Shield se lanzará en mayo en Estados Unidos por una tarifa única de 199 dólares (unos 180 euros) y habrá dos paquetes de suscripción para su servicio de videojuegos en streaming, Grid (además, los propietarios de las consolas también podrán comprar y descargarse títulos al precio de venta habitual). Un paquete de suscripción permitirá recibir el streaming de los juegos a una resolución y fotogramas por segundo ligeramente menores que una consola convencional. La opción premium ofrecerá una resolución y fotogramas por segundo comparables a una consola convencional.

Grid no es el primer intento de lanzar un servicio de videojuegos basado en la nube. Una empresa llamada OnLive fue la pionera en lanzar la idea hace cinco años (ver TR10: Transferencias desde la nube), y en 2012 Sony compró Gaikai, otra empresa de videojuegos en nube por 380 millones de dólares (unos 342 millones de euros). la tecnología de Gaikai está disponible ahora como PS Now.

Los intentos anteriores siempre han sufrido por una mala latencia, el tiempo que pasa desde que el jugador hace un input en el mando y ver el resultado en la pantalla. Los jugadores se suelen sentir frustrados cuando un juego tarda una fracción de segundo de más en registrar su input. Las técnicas para reducir la latencia para los juegos también podrían mejorar otros servicios en línea, como las videoconferencias y el streaming de películas en alta resolución.

Los juegos de Grid los ejecutan superordenadores construidos usando los chips de Nvidia que están localizados en sus centros de datos. Según Huang, el hardware que se usa para ejecutar cada juego es «el doble de potente que las consolas más potentes actuales».

Nvidia no está creando juegos para el dispositivo, pero ofrecerá 50 de los últimos juegos para PC cuando lance el servicio e irán llegando más en las semanas siguientes. Los jugadores también pueden comprar y descargar juegos a la consola, que también es la primera capaz de hacer streaming de vídeo en 4K, un formato de vídeo de ultradefinición para algunas televisiones.

Fuente: MIT Technology Review