Comunicación vs. Información

La comunicación más directa entre los profesionales de los departamentos de rrhh y los profesionales con intereses laborales en la empresa, necesita disponer de más sistemas que posibiliten al máximo los contactos, la interacción y la respuesta.

La comunicación más directa entre los profesionales de los departamentos de rrhh y los profesionales con intereses laborales en la empresa, necesita cada vez disponer de más sistemas que posibiliten al máximo los contactos, la interacción, la respuesta.

La comunicación es la oportunidad de encuentro con el otro, que nos permite interaccionar en el marco de la Empresa: asignar y delegar funciones, establecer objetivos y compromisos, intercambiar informaciones y conocimientos, evaluar y planificar la mejora, y tantas otras operaciones de superación y avance.

Es importante, por ello, planificar la comunicación en la Empresa y establecer las estrategias oportunas que faciliten la utilización de todos los canales con el mayor volumen de flujo de información posible.

Esto hará viable que las decisiones que se tomen en todos los niveles manejen los datos necesarios para que sean acertadas y sean adoptadas por profesionales que comparten una misma visión, un lenguaje común y unos objetivos.

La implicación y motivación que alcancen será progresivamente mayor, traduciéndose en resultados más eficaces..

Se trata de facilitar que la comunicación sea:

– Abierta: capaz de comunicar tanto hacia el interior como hacia el exterior de la empresa, a través de mensajes adecuadamente codificados y canalizados para ser inteligibles.

– Adaptada: que adopte formas nuevas en función del cambio que acontece a diario

– Flexible: utilizando la comunicación formal y la informal, en razón de las necesidades y oportunidades

– Multidireccional: que recorra las múltiples interconexiones de la Empresa, en sentido ascendente, descendente, horizontal, hacia el exterior y hacia el interior

– Soportada: esto es, capaz de utilizar los múltiples soportes y herramientas de comunicación, para lograr el justo a tiempo y la mejor oportunidad.

De esta forma, la gestión de los Recursos Humanos, la planificación estratégica, la cultura y los valores de empresa, la evaluación de los desempeños y de los resultados, el ajuste y relanzamiento de las actividades, y todas las demás manifestaciones de la Empresa, funcionarán de forma óptima.

Artículo Tecnoempleo.com