El CERN no invalida a Einstein, igual que él no acabó con Newton

El Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) asombró al mundo el pasado viernes con la comprobación empírica de que hay partículas, los neutrinos, que superan la velocidad de la luz. Este hallazgo, aún en ‘cuarentena’, ha desatado muchas reacciones, incluida la que cuestiona la validez de Einstein.

El catedrático de Física Nuclear, Lorenzo Doreste no está de acuerdo.

– ¿Cómo valora el anuncio que ha hecho el CERN sobre la velocidad de los neutrinos?

– Bueno, lo que no entiendo es por qué se está diciendo que estos hallazgos se cargan a Einstein. Newton fue el primero que desarrolló las fórmulas de la dinámica y la cinemática. Einstein estudió aquellos procesos nucleares y atómicos en los cuales hay partículas que se mueven en velocidades próximas a la luz. Ya Ricardo de la Cierva decía que Einstein había superado a Newton, pero no fue así. Newton, en su época, estudió fenómenos cotidianos, no pudo hacer experimentos, ni que los hiciera nadie con velocidades próximas a la luz. Todo lo que él estudió se aplica constantemente en barcos, en aviones, en coches, en artillería, porque nos movemos a velocidades pequeñas. Einstein se basó en las transformaciones Lorentz, que son unas ecuaciones de cómo se perciben los fenómenos cuando las velocidades de las partículas son próximas a la de la luz. Por tanto, Newton seguirá vigente para siempre, en velocidades que no están próximas a la de la luz, y Einstein seguirá vigente en velocidades que están próximas. Para poder seguir adelante, los científicos hacen hipótesis. Él hizo la hipótesis de que no se podía pasar la velocidad de la luz, pero sólo era teoría. Ahora llegan estos señores que comprueban la velocidad de los neutrinos. Mire usted, como si hablan de que van a un millón de kilómetros por segundo, no sabemos lo que depara el futuro… pero siempre estarán vigentes. El que va a construir un coche no necesita para nada la velocidad de los neutrinos. En la vida cotidiana rige Newton; en la fabricación de radiofármacos, en la radioterapia, en la astrofísica, es decir, en partículas con velocidades próximas a la luz, rige Einstein. Para velocidades mayores de la luz, ya vendrán otros científicos que serán incluso más famosos que ellos, pero no los desbancarán.

– ¿Qué son exactamente los neutrinos?

– Usted sabe que la energía ni se crea ni se destruye, sino que se transforma. Al hacer el balance energético, que según Einstein tiene que ser energía-masa (E=Mc2), había algo que fallaba: unas partículas que tienen poquita masa, poca carga, que son los neutrinos, que ya se habían descrito en teoría y que ahora han puesto a grandes velocidades, por lo que parece.

– ¿Si realmente se demuestra esta teoría, cambiará la concepción que tenemos del Universo?

Claro, aunque no se pueden predecir las cosas extraordinarias que se descubrirán en los próximos años.

– Si hay partículas que van más rápido que la luz, ¿se podrá viajar en el tiempo?

– Bueno, si nos ponemos a imaginar y teorizar… Si ponemos una cámara y pasamos las partículas por delante a la velocidad de la luz, pero hacia atrás, quizá podamos ver lo que ocurrió en la habitación en la que estamos hace 20 años. Pero eso es ciencia ficción. Si es que, en realidad, no sabemos nada todavía. Rutherford, cuando descubrió el núcleo, no le dio demasiada importancia y la aplicación vino muchos años después, por desgracia, para el horror de la bomba atómica. No sabemos para qué servirán los hallazgos actuales. ¿Quién del siglo XVI se hubiera creído que habría aviones? Está todo muy abierto.

Cira Morote.  La Provincia.es