Samsung ataca al iPhone 5 en una agresiva campaña publicitaria

Primeros compases de una guerra que nos ofrecerá muchos titulares.

La semana pasada, justo antes de la presentación del iPhone 5, el diario The Korea Times, publicaba una noticia en la que decía que Samsung tenía la intención de demandar a Apple, tanto en Estados Unidos como en Europa, por infracción de patentes cuando aterrizara en el mercado. Para empezar a abrir boca, los coreanos atacan con un primer anuncio.

Aún no nos hemos repuesto de la cantidad de noticias que ha generado la presentación del iPhone 5 y ya ha aparecido en escena un anuncio de Samsung con su Galaxy S III en el que se comparaba directamente con el nuevo terminal de Apple.

Tecnoempleo ofrece sus servicios a través de ambas aplicaciones, y aumenta sus prestaciones para que desde cualquier lugar se puedan gestionar las oportunidades de empleo, ya que mantiene ambas aplicaciones actualizadas siempre a la última versión del mercado. En el sistema iOS y en el sistema Android, los usuarios de Tecnoempleo pueden acceder a sus servicios.

Recordemos que este tipo de publicidad es completamente lícita en Estados Unidos. En la larga lista de prestaciones que se enumeran de cada modelo, hay un claro vencedor: el Galaxy S III al que acompaña una coletilla que viene a decir que “no hace falta ser un genio” para saber que lo bueno ya está aquí, en clara referencia al terminal coreano.

El objetivo de Samsung es comparar su Galaxy S III con el nuevo iPhone 5 al que, en primer lugar, dobla en número de prestaciones y en segundo lugar, mejora con creces las del terminal de Apple. Así, su pantalla es más grande (4,8 en vez de 4 pulgadas) y con mayor resolución (1.280 por 720 en vez de 1.136 por 640 píxeles); los tiempos de autonomía de la batería son mucho mayores en el S III tanto en espera como en conversación; la memoria RAM es justo el doble, 2 GB; permite el uso de tarjetas micro SD para ampliar la memoria; y además, cuenta con una conexión micro USB estándar a diferencia de la del iPhone 5, Lightning, que es “totalmente diferente”.

No hace falta ser un genio…

Bajo este eslogan, Samsung se ha querido referir a los empleados de las tiendas de Apple, comparando sencillamente el modelo Galaxy S III que se comercializa en Estados Unidos (por aquello del LTE / 4G) con el iPhone 5. Obviamente, al tratarse de un anuncio creado por los coreanos, han resaltado todas aquellas cualidades en las que su terminal supera al smartphone de Apple.

Con publicidades de este tipo, se inaugura una nueva era de lucha entre las dos multinacionales que lideran actualmente el mercado de la tecnología móvil y es que Samsung ha prometido venganza tras el último juicio celebrado en Estados Unidos donde se les acusó de copiar los productos de Apple y se les impuso una multa de 800 millones de euros.

Lo que resulta indudable es que ambos sistemas están cubriendo día a día mayores sectores del mercado.

Fuente: Movilzona.es