De qué trabajaras y cuánto cobrarás este año (VI): IoT

Seguro que en algún momento te has planteado tu carrera profesional . . .

via GIPHY ¿Qué camino tomar?
¿Por dónde desarrollar mi carrera profesional para asegurar el éxito a corto y largo plazo?
Y por supuesto, un aspecto muy importante, ¿cómo podemos aprovechar la gran demanda de profesionales tecnológicos en nuestro propio beneficio, para conseguir una remuneración lo más alta posible?

“Publicamos los perfiles profesionales más demandados para este año 2018, con las tecnologías aplicadas y salarios medios anuales”
Esta semana: Internet of Things (IoT)


Hemos escuchado el término “Internet de las cosas” desde hace algunos años, pero la adopción masiva de la tecnología, que convierte objetos físicos como automóviles o bombillas en proveedores de datos habilitados para la nube, parece quedarse siempre en un futuro no demasiado distante. Pero ese puede no ser el caso por mucho más tiempo, ya que un informe del proveedor de inteligencia de mercado IDC predice que los ingresos de IoT crecerán en más del 16% en 2019, llegando a alrededor de $ 357 mil millones.

Incluso eso sólo está rozando la superficie. Un estudio de Business Insider Intelligence calcula que se instalarán 24 mil millones de dispositivos de IoT para 2020. Pueden ser desde zapatillas que publiquen su ubicación en Swarm hasta … No sé, turbinas eólicas que se comunican entre sí.

El desarrollo más reciente en este campo son los smart speakers (altavoces inteligentes) lanzados por los tres grandes (Google, Amazon y Facebook) que se apoyan, además, en Inteligencia Artificial y Machine Learning.

El Internet de las Cosas tiene un problema común a otras tecnologías, y es que agrupa tantos conceptos diferentes dentro de sí que es difícil concretar en qué consiste.

Abarca desde la automatización y conectividad de elementos industriales (con los controladores PLC y ESCADA), que lleva muchos años implantada, hasta los conceptos de Smart Car (coches conectados, intercomunicados entre ellos o incluso con las infraestructuras), pasando por Smart Cities (contenedores de basura que llaman a casa cuando están llenos para ser recogidos).
Por no hablar de esa nevera que se supone que hará la compra por nosotros.

Con semejante fragmentación y falta de estándares , las tecnologías son tan diversas como los fines que se persigan.

PHP, frameworks como Laravel, JSON o estándares nacientes como MQTT son algunas de las tecnologías que encontramos como requeridas en las ofertas de Empleo.

Los perfiles profesionales son igualmente muy diversos; desde desarrolladores fullstack de aplicaciones para IoT, pasando por ingenieros de conectividad de redes hasta llegar a arquitectos de soluciones completas.

Todos hemos escuchado el término “desarrollador fullstack”. Incorpora desarrolladores que se sienten cómodos trabajando con tecnologías de back-end y front-end. Para ser más específico, significa que el desarrollador puede trabajar con infraestructura, bases de datos, código de back-end (Ruby, Python, Java, etc.) y código de front-end (JavaScript, HTML, CSS, etc.).

Pero en el Internet de las cosas, eso no es suficiente. Los productos de IoT incluyen los mismos sistemas de front-end y back-end que las aplicaciones web y móviles, pero también incluyen hardware, que generalmente está hecho a medida. Eso significa que su stack completo es más completo: incluye sistemas integrados (es decir, firmware) y, a menudo, ingeniería eléctrica e ingeniería mecánica.

Salario: Con semejante diversidad de tecnologías y funciones, es normal encontrar una gran dispersión de salarios. Los perfiles junior, que no tienen que ser necesariamente especialistas en IoT, pueden cobrar salarios en la parte baja del rango. Podemos encontrar ofertas en las que se demanda un año de experiencia y el sueldo puede alcanzar un máximo de 21.000€, mientras que perfiles experimentados puede estar en valores cercanos a los 60.000€.

 

¿Quieres saber si estás bien pagado?
Usa nuestra tecnocalculadora, y sabrás que TIC-GEEK eres!

La clave en el Empleo tecnológico es la adaptabilidad y la capacidad de evolución. Debemos estar muy atentos a los movimientos del mercado, formarnos de manera continua y estar dispuestos a abandonar el camino o el paradigma que hemos estado siguiendo hasta el momento si vemos que el mercado laboral toma otra dirección.

Los especialistas son muy buscados y valorados en el mercado tecnológico, pero ser especialista no debe significar encasillarse o estancarse. Es esencial la curiosidad, la experimentación, y la capacidad de detectar los cambios en el mercado lo antes posible.

Sólo así podremos asegurar una carrera profesional larga en el mercado tecnológico.