Cómo iniciarse en el autoempleo como formador online

Internet nos ha abierto grandes puertas en el campo del autoempleo. La red ha hecho posible que emprender y montar nuestro propio negocio sea mucho más fácil. Además, el abanico de servicios que podemos ofrecer se ha multiplicado gracias a la interconexión en la que vivimos.

La posibilidad está ahí. No obstante, la cuestión es dar con la idea adecuada y difundirla utilizando las estrategias apropiadas. Uno de los empleos que más está calando entre los emprendedores es el de profesor online, porque no necesitamos muchos requisitos técnicos y cada vez existen más servicios que nos ayudan a gestionar el curso.

Conviértete en profe online

Hoy en día ya no es necesario acudir a una clase física para aprender un nuevo idioma, tener clases de refuerzo o hacer un curso de fotografía. Gracias a la red podemos contactar con nuestro alumnado, impartir clases online y gestionar sus tareas.

Además, puedes montar tu propia academia online y vender con mucha facilidad tus cursos. Internet nos permite contactar con nuestros posibles clientes fácilmente gracias a los servicios de Google o Facebook. De este modo, podremos posicionarnos y llegar a nuestro público objetivo.

Para obtener un buen posicionamiento web debes trabajar la marca personal y la reputación online, además de generar contenidos relacionados con tu materia únicos, creativos y atractivos. Al crear contenido nuevo e interesante para el público, conseguiremos más visitas que repercutirán en nuestra posición en los buscadores.

Así mismo, hoy en día también es muy importante la marca personal. El alumnado quiere saber quién es la persona que imparte el curso y conocernos bien. Abrir cuentas de Instagram y Facebook nos ayudará a proyectar quiénes somos, cuáles son los métodos que empleamos en nuestras clases y por qué somos diferentes a la competencia.

Una vez tengas la idea y tu marca personal definida, lánzate a crear unidades didácticas. Para crear los contenidos de tu curso puedes utilizar diferentes plataformas y métodos. Ten en cuenta que los contenidos que crees serán productos digitales, por lo tanto, deben ser accesibles desde diferentes dispositivos electrónicos y ofrecer la posibilidad de interactuar.

Aunque te asuste, crear productos digitales es más fácil de lo que parece gracias a la multitud de herramientas destinadas a la creación de contenidos educativos. Las plataformas que encontrarás en Internet ofrecen desde la posibilidad de crear lecciones a partir de nuestros propios vídeos, hasta ordenar hitos o elementos de un tema, o crear formularios y encuestas para recopilar información de forma sencilla.

La parte que más estrés nos puede causar puede ser la gestión del aula virtual donde subir el material para tu alumnado y donde pueda entregar sus tareas y exponga sus dudas. Hoy en día existen diversas plataformas y servicios que nos ayudan a crear ese espacio que nos permita centrarnos en la creación de cursos online y esquivar toda la parte técnica.

El autoempleo es el futuro

Desde la Administración pública alientan cada vez más a los jóvenes a emprender. Así mismo, los datos de empleo son cada vez más negativos en el campo del trabajo asalariado: trabajos temporales y precarios que impiden que alcancemos la estabilidad.

Apostando por el autoempleo conseguiremos ser nuestros propios jefes, diseñar nuestro modo de vida y disfrutar trabajando en aquello en lo que somos expertos.