Números de tarificación especial: todo lo que debes saber

La gran mayoría de usuarios de Telecomunicaciones tiene contratada una Tarifa Plana; este tipo de Tarifas incluye llamadas ilimitadas a determinados destinos y nos permiten controlar nuestro gasto mensual, pero siempre hay números que están fuera de ella y por los que tendremos que pagar aparte. Algunos pueden ser  especialmente peligrosos para nuestra factura, mientras que otros son absolutamente gratuitos. Veamos qué números deben preocuparnos y cuáles no.

Los que deben preocuparte

Hay ciertos números que suelen estar fuera de las Tarifas Planas y que pueden suponer un coste por minuto muy importante; además, por el uso que se les suele dar, suelen implicar conversaciones largas por lo que el coste puede dispararse. Son:

  • Números 901
  • Número 902
  • Números 803, 806, 807 y 905
  • Números 118

Algo que no todo el mundo sabe es que muchos de estos números tienen alternativas de bajo coste, incluidas en nuestra Tarifa Plana o incluso gratuitas. En muchas ocasiones las compañías hacen poco visibles esas alternativas, y es en ese momento cuando herramientas como Faketel  nos resultarán muy útiles.

Se trata de una base de datos actualizada de manera diaria en la que introduciendo un teléfono de los tipos indicados anteriormente se nos facilitará una alternativa gratuita o de bajo coste;  cuando no se puede encontrar un número de teléfono específico, siempre es posible ponerse
en contacto con Faketel para garantizar que el equipo complete la Base de Datos con el número que falte para hacer pública la información lo antes posible.

No todos los números de Tarificación Especial son iguales; mientras que los 901 tienen un coste similar al de una llamada local, los 902 tienen el coste de una llamada interprovincial y en muchos casos el coste de una llamada desde móvil puede ser hasta cuatro o cinco veces superior al de una llamada desde un fijo. En el caso concreto de los 902 suelen ser muy utilizados como teléfonos de Atención al Cliente, por lo que entre los tiempos de espera, contar al operador el problema en cuestión e intentar resolverlo por teléfono podemos acabar pagando una considerable suma.

Si pasamos ya a los teléfonos 80X, los costes se disparan; un truco muy interesante a conocer es que cuanto más alta sea la cuarta cifra del teléfono, más alta será la tarifa que pagaremos (es decir, un 8038 es mucho más caro que un 8032).

Los teléfonos que comienzan por 905 corresponden a sistemas de televotación, y el coste suele ser fijo por llamada (y por tanto no dependen de la duración de la llamada).

Los que no deben preocuparte

  • Números 900 y 800: Si llamas a un número que empieza por 900 o por 800, te saldrá gratis (paga quien recibe la llamada). Algunas empresas pueden bloquear las llamadas desde determinados lugares: una empresa que solo ofrece servicio en una comunidad puede bloquear a quien llame a su número 900 desde fuera de esta.
  • : Algunos usuarios temen llamar a los números que comienzan por 7, pero son números normales igual que los que comienzan por 6; las compañías telefónicas han comenzado a asignarlos a sus clientes al agotarse las  numeraciones que empiezan por 6.