El correo electrónico, imprescindible para encontrar trabajo

Para muchas personas, incluso en su día a día día laboral, el correo electrónico se ha vuelto cada vez menos importante. Hay grupos enteros de personas (los profesionales de relaciones públicas, por ejemplo) que primero se comunican entre ellos a través de las redes sociales. Los amigos ya casi nunca se envían correos electrónicos; casi siempre envían mensajes de WhatsApp o chatean en Facebook o Instagram.

Pero para la búsqueda de Empleo, disponer de una cuenta de correo es esencial, y es que los reclutadores siguen usándolo como medio de comunicación principal. Si no tenemos ya una cuenta creada,  este sitio web provee guías para crear una cuenta de email o correo electrónico; nuestra recomendación es crear una cuenta de correo electrónico Gmail , que dispone de excelentes filtros antispam y además garantiza la recepción de aquellos correos importantes.

email entrando en un buzon

El correo electrónico ha sido declarado muerto innumerables veces pero, sorprendentemente, todavía está con nosotros. Las comunicaciones digitales continuarán transformándose pero el correo electrónico no es obsoleto y no lo será pronto.

Muchas compañías están comenzando a usar herramientas como Slack para crear discusiones grupales y depender mucho menos del correo electrónico. Hay algunas razones importantes para esto. Una es que Slack crea un archivo público de discusiones que se puede buscar fácilmente. Todos ven de lo que estás hablando y pueden agregar comentarios. Otra razón es la simple sobrecarga. Hay demasiados emails y no hay suficiente buena comunicación. Slack es un buen intento para tratar de reunir la inteligencia empresarial en un portal privado. Pero Slack es una herramienta de comunicación entre un grupo cerrado de usuarios, al que no podremos acceder si no estamos dentro de esa compañía.

La pregunta clave no es cuándo morirá el correo electrónico, sino más bien: ¿por qué el correo electrónico sigue vivo? Además, ¿por qué el uso del correo electrónico realmente está creciendo a pesar de la abundancia de nuevas herramientas de colaboración empresarial?

El correo electrónico es universal

El correo electrónico tiene más de 30 años, por lo que su papel en la empresa es anterior a Internet. Este rol ha crecido constantemente con el tiempo, y hoy el correo electrónico sigue siendo la única herramienta de comunicación con casi el 100% de adopción en todas las empresas, grandes y pequeñas.

En la práctica, esto significa que el correo electrónico se puede utilizar para entregar cualquier mensaje desde cualquier plataforma, independientemente de su origen o destino. A diferencia de Slack, Yammer, Salesforce Chatter y otras herramientas de comunicación modernas, no es necesario pedir a las personas u organizaciones que opten por el correo electrónico, ya lo están utilizando.

A medida que las empresas luchan por administrar cientos de aplicaciones en la nube aisladas, el correo electrónico sigue siendo el único en el que los usuarios comerciales pueden confiar constantemente, un factor que también ha influido en la adopción del correo electrónico como un todo para las actividades comerciales.

El correo electrónico es más que un método de comunicación

Más allá de la comunicación, los usuarios también aprovechan el correo electrónico como un repositorio de documentos no oficial y una herramienta de gestión de proyectos, que lo utiliza para delegar y rastrear tareas, compartir documentos críticos como órdenes de trabajo, administrar calendarios y más.

Gracias a su aceptación universal como herramienta de comunicación, los usuarios, que buscan limitar la cantidad de herramientas con las que trabajan, han elegido el correo electrónico como su centro de mando preferido. Incluso para aquellos trabajadores que utilizan nuevas plataformas tecnológicas, el correo electrónico sigue desempeñando un papel central al complementar las mejores soluciones.

Como vemos, al correo electrónico le queda mucha vida, y es una herramienta que no debe faltar en nuestro arsenal a la hora de buscar empleo.