Obstáculos a la expansión internacional de tu startup, y cómo superarlos

Una de las principales vías de expansión de las Empresas en periodo de Startup es la expansión internacional. Pero, en numerosas ocasiones, las Empresas están completamente perdidas por la complejidad de los trámites burocráticos. Por esa razón nace Tramiteca, con la misión de solucionar los trámites en los diferentes países donde opera.

Tramiteca opera en España, Colombia, México, Venezuela, Chile y Argentina. Para cada uno de estos países incorpora un listado de los trámites más frecuentes, y para cada uno un completo artículo detallando paso a paso cada uno de los procesos a seguir para conseguir el objetivo. Cada artículo está escrito por expertos en la materia, y se recoge la opción de puntuar la calidad del artículo o de aportar comentarios para mejorarlo.

Pero no sólo los trámites administrativos pueden suponer un gran obstáculo, hay una serie de barreras a considerar a la hora de expandir internacionalmente nuestra startup

Diferencias culturales y de idioma

Sin duda expandirse en un país con un idioma diferente puede ser increíblemente difícil; una solución pasa por contratar los servicios de una Empresa de traducciones, pero en muchas ocasiones los matices pueden perderse en una traducción, o el traductor carecer del conocimiento interno de la Empresa y sus productos como para transmitir correctamente el mensaje.

Más útil (aunque mucho más caro) suele ser contratar empleados locales del país en el que nos queremos expandir. Nos proporcionarán, además del conocimiento del idioma, un conocimiento de la cultura local que nos permitirá evitar errores embarazosos. El punto negativo de esta opción es que, si abrimos oficinas en el país de destino, tendremos que tener en cuenta trámites y legislación que nos puede resultar completamente desconocida.

Asuntos regulatorios y de cumplimiento internacional

Aprender los diferentes códigos fiscales, regulaciones comerciales y estándares en diferentes países puede ser un desafío.

Los bancos extranjeros también pueden dudar en lidiar con la carga administrativa de una cuenta con sede fuera del país, por lo que es posible que deba configurar una entidad comercial en el país de expansión y una cuenta bancaria separada para que el manejo de transacciones resulte rentable para los bancos.

Embalaje y etiquetado

Si vendemos un producto físico, las complicaciones se multiplican. Los productos deben estar localizados. Esto significa empaquetado diferente, instrucciones en idioma extranjero, voltajes diferentes, etc.

Suele ser necesaria una persona local familiarizada con tu producto para sugerir estos cambios. No debemos esperar poder revender nuestro producto, destinado a nuestro mercado local, en un país extranjero.

Incluso los estándares de empaquetado son diferentes de un país a otro. En los EE. UU., las empresas solo necesitan incluir instrucciones en inglés y tal vez en español. Pero en Europa, sus instrucciones, incluso para el producto más simple, estarán en varios idiomas, a veces hasta en 24 idiomas.

Ritmo más rápido… o más lento

La velocidad a la que se cierran negocios depende enormemente de país a país; en Estados Unidos el ritmo puede ser muy rápido, pero eso no es cierto del resto de países. En ocasiones y en algunos países, hacer negocios es tanto un evento personal como profesional. Las cosas pueden tardar siempre más en resolverse, pero eso no es necesariamente una señal de falta de impulso. Hay que tener paciencia y estar preparado para múltiples interacciones para generar confianza.


Como vemos, hay múltiples barreras a la expansión internacional de una startup, desde los trámites administrativos a las diferencias culturales. Por eso debemos estar preparados para aprovechar todas las herramientas a nuestra disposición, porque la expansión internacional es una vía excelente de crecimiento.