Perder tu teléfono puede costarte el empleo. ¿Cómo evitarlo?

Si eres una persona que utiliza su smartphone para el trabajo, te darás cuenta rápidamente de la enorme cantidad de datos privados y profesionales que tienes almacenados en él. Desde tus nombres de usuario y contraseña o números de tarjeta de crédito hasta archivos del trabajo, presentaciones, cuentas de Skype o de Zoom, proyectos en Trello, archivos en Dropbox y un sinfín de cosas más que usamos casi sin darnos cuenta durante nuestro día a día.

Desde luego, el smartphone nos pone las cosas mucho más fáciles a la hora de trabajar, pero depender de él puede pasarnos factura de manera muy dolorosa si lo perdemos, se nos estropea o nos lo roban, porque puede que no nos estén robando solo un smartphone: además de eso, quizá estén poniendo en peligro nuestro puesto de trabajo. Para prevenir que un robo o una pérdida nos impida el acceso a nuestras cuentas profesionales o nos suponga la desaparición de nuestros archivos de trabajo más importantes, vamos a recomendarte varias estrategias que puedes seguir a la hora de proteger tu teléfono y los datos que almacena.

Haz una copia de seguridad regularmente

Las copias de seguridad son una de esas cosas que siempre tendemos a dejar para otro momento, porque nunca parecen urgentes. Sin embargo, cuando se produce una pérdida o un mal funcionamiento de nuestro teléfono, nos lamentamos por no haberla hecho, o por haberla hecho hace tanto tiempo que ya no nos es útil. Dr. Fone es un programa que nos permitirá hacer copias de seguridad de nuestros teléfonos al PC de forma sencilla y rápida, simplemente conectándolos al equipo con un cable USB. El programa nos permitirá elegir qué tipos de archivo queremos trasladar al equipo –contactos, apps, documentos, chats, apps, etc.– y realizará la copia de seguridad de forma rápida y sencilla. En caso de pérdida, o si decidimos comprar un teléfono nuevo, Dr. Fone nos permitirá copiar de vuelta todos los archivos y reinstalar las apps de manera sencilla en el teléfono nuevo, convirtiéndose así en un gran salvavidas para nuestro futuro profesional. Además, es compatible tanto con teléfonos Android como con iPhones.

Cómo hacer una copia de seguridad de Whatsapp con Dr. Fone

Si lo único que necesitas hacer es una copia de seguridad de Whatsapp, puedes hacerla fácilmente conectando tu teléfono al PC mediante un cable USB, ejecutando Dr. Fone y eligiendo la opción Whatsapp respaldo. Selecciona ahora los chats de Whatsapp que quieras transferir al PC y deja que Dr. Fone realice la transferencia de los archivos.

Cómo restaurar una copia de seguridad de Whatsapp con Dr. Fone

Si quieres saber cómo recuperar una copia de seguridad de Whatsapp en tu teléfono, solo tienes que repetir el proceso anterior pero a la inversa. Conecta tu teléfono al PC con un cable USB, ejecuta Dr. Fone y elige la opción Whatsapp respaldo. Selecciona la copia de seguridad que quieras recuperar y Dr. Fone la reinstalará en tu nuevo teléfono de forma sencilla y sin pérdidas. ¡Así de sencillo!

Utiliza dos teléfonos

La idea de poder trabajar desde tu teléfono pasa por las ventajas que ofrece su movilidad, pero eso es justamente lo que pone en riesgo tus datos. Dependiendo del tipo de trabajo que desempeñes, quizá en algunos contextos puedas utilizar un teléfono secundario con solo una cantidad mínima de apps y datos privados, por ejemplo cuando tengas que viajar. De esta forma, si pierdes o te roban el smartphone habrás sufrido solamente una pérdida menor y no te costará demasiado esfuerzo recuperar todos esos datos porque los mantendrás a salvo en tu teléfono principal. Además, puedes elegir un teléfono secundario de bajo coste para minimizar tu pérdida económica en caso de robo.

Utiliza contraseñas robustas

Pero incluso si utilizas dos teléfonos y dejas tu teléfono principal en casa, todos los datos que almacenas en él pueden quedar expuestos fácilmente si las contraseñas de tus cuentas resultan fáciles de adivinar. A la hora de acceder a tu correo o a cualquier plataforma como Dropbox, Trello o Skype, es esencial que utilices contraseñas robustas que resulten imposibles de adivinar por parte de cualquier persona. Las contraseñas robustas deben ser largas, aleatorias y contar con números, letras y caracteres especiales, lo que las hace no solo difíciles de adivinar, sino también difíciles de recordar. Para ayudarte en este aspecto, puedes utilizar gestores de contraseñas como Dashlane.

Utiliza una tarjeta MicroSD

Si trabajas con frecuencia alternando el teléfono y el PC, guardar los datos de tu teléfono en una tarjeta MicroSD puede ser una excelente manera de mantenerlos a salvo. Cuando recibas nuevos archivos en el teléfono, elige siempre la tarjeta MicroSD como su lugar de almacenamiento y, cuando vuelvas a casa, desarrolla el hábito de pasar la MicroSD al PC y descargar allí sus datos. De esta forma siempre tendrás una copia de seguridad actualizada de parte del contenido de tu teléfono en el PC. La principal desventaja de este proceso es que resulta algo engorroso y que no abarca todos los datos del teléfono, sino solo una parte. En este sentido, quizá sea mejor usar Dr. Fone.

Utiliza una VPN

Todos los datos que almacenas en tu teléfono pueden quedar expuestos y pasar a manos de terceros si lo conectas a través de redes vulnerables como el Wi-Fi de las cafeterías o los aeropuertos. La única forma de mantener tu conexión segura incluso en estas circunstancias es utilizar una VPN. Una VPN encriptará tu conexión de forma que solo tú puedas acceder a los datos que envíes o recibas, manteniendo a raya a posibles hackers y fisgones que estén tratando de hacerse con tus contraseñas, tus números de tarjeta de crédito o tus archivos del trabajo. Especialmente a la hora de viajar, una VPN puede ser la mejor manera de garantizar que tu teléfono empresarial mantiene a salvo tus datos profesionales.