Operadoras y fabricantes pactan apoyar un estándar para la videoconferencia

Un grupo de operadoras de telecomunicaciones, integrado por Deutsche Telekom, Orange, Telecom Italia y Telefónica, y varios fabricantes de equipos anunciaron ayer una alianza para impulsar la estandarización de la videoconferencia.

Un negocio que, según las estimaciones de Ovum, moverá más de 3.500 millones de euros en el año 2015.

Entre los fabricantes figuran Alcatel-Lucent, Ericsson, Italtel, Nokia Siemens Networks, Polycom y Quanta Computer.

En un comunicado, indicaron han indicado que han definido un conjunto común de especificaciones técnicas, basado en los estándares 3GPP y GSMA existentes, «con el objetivo de ofrecer una solución abierta para los servicios de videoconferencia que permita la interoperabilidad entre ellos».

Las compañías precisaron que, hasta ahora, el crecimiento del mercado de las videoconferencias se ha visto limitado por falta de interoperabilidad entre redes y fabricantes. «De hecho, los servicios de videoconferencia actuales únicamente funcionan en entornos cerrados y han de hacer frente a dificultades significativas a la hora de cambiar de redes y equipos de vídeo de distintos fabricantes ubicados en diferentes países», señalaron estas empresas.

Además, operadoras y fabricantes coincidieron en que, actualmente, la mayoría de soluciones de videoconferencia disponibles están dirigidas a clientes corporativos de perfil alto, ya que, en la mayoría de los casos, son soluciones costosas y de proveedores únicos gestionadas por los centros de atención al cliente de la propia operadora.