Nuevo Apple iPhone 7: esto es todo lo que ha cambiado

Cambios sutiles en el diseño con una novedad importante: la resistencia al agua

2014 fue el año en el que Apple por fin amplió la diagonal del iPhone y nos trajo no uno, si no dos nuevos modelos. También aprovecharon para estrenar diseño y volver a las líneas curvas que abandonaron en los primeros iPhone, aunque eso sí, mucho más estilizado.

El diseño de los últimos iPhone se ha convertido en una referencia, y para prueba hay bastantes marcas que se han inspirado en esa forma de líneas curvas tan elegante pero, si echamos la vista atrás, Apple suele cambiar el aspecto de su smartphone cada dos años, coincidiendo cuando cambia de numeración. No ha sido así esta vez y es que, como decíamos, la renovación estética se espera para el año que viene.

Sin embargo, Apple ha introducido algunos cambios a nivel estético, siendo el más notable la reubicación de las líneas de antena -uno de los puntos débiles del diseño. Ahora las líneas recorren el borde en lugar de cruzar la parte trasera, lo que resulta bastante más discreto.

Otro de los puntos críticos del diseño es la cámara que sobresale y que también se ha retocado en los iPhone 7, tanto el modelo normal como el Plus con su nueva cámara doble. La lente trasera sigue estando por encima del chasis…

La gran novedad del diseño de los iPhone 7 no se ve, y no es otra que la rumoreada resistencia al agua, de esta forma Apple se coloca al nivel de competidores como Samsung o Sony, que lleva implementando esta característica desde hace años en sus tope de gama.

También destaca la llegada de un modelo en color negro en acabado brillante o mate que sustituye al tono gris espacial, pero convive con los habituales oro, oro rosa y plata. El botón de inicio también sufre cambios, aunque mantiene la misma forma. El botón de inicio deja de ser físico, es decir, no hace ‘click’, y aprovecha el motor táctil del dispositivo para una mayor precisión y nuevas funciones.

Apple se suma a la moda de las cámaras dobles, pero sólo en el Plus

La moda de las cámaras dobles no es nueva de este año, pero no ha sido hasta hace poco que hemos empezado a ver esta configuración en los terminales más top de algunas de las primeras marcas. Después de aquel fallido intento con el HTC One M8, otros fabricantes han rescatado esta idea, aunque con un objetivo distinto.

Por ejemplo en el Huawei P9 tenemos una cámara que captura información de color y la otra sólo en blanco y negro, mientras que el LG G5 monta una lente normal y otra con una distancia focal más larga (telefoto).

Los rumores de que el iPhone 7 iba a integrar una cámara dual han terminado por ser ciertos, pero eso sí, solamente los que se hagan con el iPhone 7 Plus podrán disfrutar de este sistema, mientras que el modelo normal se queda con un sensor de 12 megapíxeles mejorado para una mayor rapidez y que viene acompañado de una lente más luminosa (f/1.8) y estabilizador óptico mejorado.

Además, el flash LED pasa de los dos tonos a cuatro tonos para una iluminación todavía más natural. La cámara delantera sube de 5 a 7 megapíxeles y estrena estabilización de imagen para selfies de mayor calidad.

En el caso de Apple, el cometido de la cámara dual es solventar el eterno problema del zoom óptico en dispositivos móviles, algo similar a lo que propone LG con el G5. La segunda lente actúa como un zoom óptico de dos aumentos, permitiéndonos acercarnos al motivo fotografiado sin perder un ápice de calidad como sucede con los sistemas de zoom digital habituales.

La desaparición del minijack

Este es, probablemente, el primer rumor que escuchamos del iPhone 7 hace ya muchos meses y finalmente se ha terminado confirmando. Apple no es la primera marca que prescinde de este conector, pero sin duda es la que más repercusión ha generado con esta decisión, sobre todo porque la principal razón es hacer un terminal todavía más delgado, aunque también ayuda a conseguir un chasis más estanco para que no entre ni una gota de agua.

Pero eliminar el minijack tiene repercusiones y, tras conocerse los rumores sobre esta decisión, las críticas no se hicieron esperar ya que se temía que ninguno de los auriculares habituales pudiera funcionar con los nuevos iPhone 7 a menos que pasáramos por caja para comprar un adaptador de minijack a Lightning.

En este caso me han sorprendido y los nuevos iPhone 7 vienen, no sólo con auriculares Lightning, sino con un adaptador incluido en la caja.

Más potencia, más memoria… ¿y qué hay de la batería?

Como ya es costumbre con cada nuevo iPhone, Apple sube el listón en lo relativo a la potencia y este año le toca el turno al procesador Apple A10 Fusion. Está formado por cuatro núcleos, con dos núcleos de alto rendimiento un 40% más rápidos que el Apple A9 de los iPhone 6s y 6s Plus. Los dos núcleos restantes se encargan de tareas más básicas y consiguen reducir el consumo de energía, va acompañado de una GPU de seis núcleos.

Otra costumbre de Apple es no decir la capacidad de la batería en sus Keynote y esta no iba a ser menos. La compañía sólo se ha limitado a indicar la autonomía y, esta vez sí, aumenta la duración habitual.El iPhone 7 ofrecerá dos horas extra de autonomía con respecto al 6s.

Fuente: Xataka.com