Reclutar dentro y fuera de la Empresa

Encontrar al candidato ideal en determinados puestos del sector IT puede convertirse en un verdadero reto para los reclutadores. La búsqueda y obtención de profesionales de informática y telecomunicaciones es de las más complicadas para los departamentos de RRHH.

Uno de los primeros pasos a definir en la selección de personal, es fijar las fuentes de reclutamiento. Es una decisión importante, porque puede reducir tiempos y costes dentro del propio departamento. Algunos factores que te ayudarán a decidir pueden ser entre ambos tipos de reclutamiento:

  • El número de candidatos a admitir en un puesto.
  • El número puestos ofertados a lo largo de un periodo.
  • La fecha de incorporación en el puesto.
  • Quiénes serán los responsables de ese proceso de selección.
  • Los tiempos para llevar a cabo todo el proceso.

Hay dos tipos principales de fuentes reclutamiento: internas o de la propia organización y externas.  Te mostramos las principales características de cada una:

RECLUTAMIENTO INTERNO

El reclutamiento interno se basa en hacer el propio proceso de selección, con los trabajadores actuales de la organización, mediante la promoción o movilidad interna. La forma más fácil de reclutar a través de la propia organización es anunciando la vacante a través de la intranet o el portal del empleado, la página web de la empresa, y por supuesto las redes sociales.

Ventajas:

  • Rapidez de incorporación.
  • Identificación de potencial.
  • Conocimiento del candidato.
  • Elimina costes de formación y adaptación al puesto.
  • Motiva e incentiva a los trabajadores.

 

Inconvenientes:

  • Recomendaciones internas.
  • La no admisión de candidatos internos puede provocar descontento laboral.
  • El proceso debe realizarse de manera muy transparente para evitar un ambiente de favoritismo.

 

RECLUTAMIENTO EXTERNO

Existen infinidad de fuentes externas para reclutar candidatos: SEPE, portales de empleo, prensa, redes sociales, etc… La mayoría de los reclutadores, usan varias fuentes externas para cubrir los procesos de selección.

Hay dos tipos de reclutamiento externo: activo, si ya existe la vacante a cubrir y pasivo, no existe aún la vacante, pero tenemos expectativas de que se va a crear ese puesto de trabajo.

Ventajas:

  • Amplio sector de candidatos.
  • Gran distribución geográfica nacional, e incluso internacional.
  • Proyecta una imagen de la organización, aumentando el conocimiento de la misma.
  • Accesibilidad y facilidad de uso, tanto para empresa como para candidatos.
  • Renueva y enriquece el personal de la organización.

Inconvenientes:

  • Mayor inversión de presupuesto que los internos.
  • Absorbe más tiempo en la fase de selección.
  • Puede producir sensación de falta de oportunidades de desarrollo profesional entre los  trabajadores de la empresa.

 

La decisión de la organización sobre cuál de los dos tipos de reclutamiento debe elegir, depende de las necesidades del negocio y de los puestos ofertados.

Si necesitas reclutar talento tecnológico, hazlo con los especialistas en informática y telecomunicaciones. En tecnoempleo.com sólo encontrarás perfiles IT, y los tiempos y costes del proceso de selección se reducen a la mitad, comparando con portales de empleo generalistas.