¿Interesa mi candidatura profesional a las Empresas?

Captar el interés de la empresa es clave para el profesional. Y en momentos en que la oferta de profesionales es muy alta, la diferenciación en lo que cada uno aporta, es clave en el éxito por conseguir el proyecto de trabajo.

El Cv es la llave de acceso al empleo: A la hora de elaborar una candidatura utilizamos el curriculum como llave de acceso al empleo.

En él hemos volcado nuestras competencias profesionales.

Pero cuando la empresa maneja tantos Cvs, hay que ajustar su contenido, para que alcancen el objetivo.

Es por esto muy importante: La gestión de las competencias: Se centra, fundamentalmente, en el desempeño que se espera del profesional: el saber, la formación orientada a la posición que se quiere cubrir; el saber hacer, la experiencia desarrollada en la aplicación práctica de los saberes adquiridos para hacerlos operativos; el querer hacer, la actitud que el profesional muestra a la integración en una cultura de empresa y a la aceptación de sus reglas de trabajo.

Los skills, capacidades o habilidades complementarias:
Hoy aparecen cada vez con más fuerza otros aspectos complementarios: los skills, capacidades o habilidades complementarias. Están más allá de los saberes operativos vinculados al mundo de la formación profesional o curricular.

Tienen que ver con el desarrollo de la persona en otros ámbitos de interés personal, como el deporte, las aficiones, los compromisos personales, etc., pero que son transferibles al ámbito profesional, y que resultan muy atractivas para la empresa.

El espíritu de superación de un deportista, la capacidad para el trabajo en equipo, la disciplina del instrumentista musical, la capacidad de esfuerzo de un voluntario social, son habilidades personales, útiles y valoradas en el mundo del trabajo y capaces de significar positivamente a los profesionales.

La Organización ha dejado de ser piramidal, para convertirse en una red que trabaja en horizontal. La diferenciación no la da el “ascenso”, ya que los niveles se han reducido, sino la capacidad del profesional para desempeñar sus competencias en diversidad de situaciones y proyectos. No basta con aportar un título y unos años de experiencia.

En la presentación del cv como llave de acceso al empleo, la gestión de las competencias y lLos skills van a ser, cada vez más, el hecho diferencial que marque a los profesionales de éxito.

Tecnoempleo.com