Skip to content

El oscuro motivo por el que quizá no encuentras trabajo

Tienes una formación sólida, experiencia relevante e idiomas. Te tomaste tu tiempo para elegir el mejor formato y diseño de currículum y te has postulado a infinidad de puestos. Pero todo sin resultados. Las respuestas negativas se amontonan y te preguntas por qué.

No desesperes. La razón puede muy posiblemente encontrarse en la aplicación de tecnologías de automatización a los procesos de selección, concretamente en los sistemas ATS.

En este artículo te vamos a explicar qué son, cómo funcionan y la mejor estrategia para superar esta barrera poco conocida y superable con tan solo poner un poco de tu parte.

¿Qué significa ATS?

El término ATS (Applicant Tracking System) hace referencia a los sistemas de seguimiento de candidatos utilizados por los departamentos de recursos humanos. Se utilizan para automatizar y agilizar los primeros pasos de los procesos de reclutamiento.

¿Te has entretenido alguna vez con juegos de “encuentra las diferencias”? Pues bien, los sistemas ATS funcionan de forma similar.

De igual manera que en ese tipo de juego se trata de que busques pequeñas discrepancias entre 2 fotografías o dibujos casi idénticos, los ATS hacen una comparación automática entre el currículum y el puesto ofertado para confirmar si el postulante cuenta con los requisitos.

¿Cómo funciona un ATS?

Un ATS actúa como un buscador que recopila, clasifica y compara la información de la candidatura recibida con una serie de parámetros y palabras clave definidas por la empresa anunciante.

Si el CV no cumple con los parámetros y no contiene las palabras clave que el equipo de selección determina, el candidato es automáticamente rechazado sin necesidad de que un ser humano jamás lo haya visto.

Dichos sistemas son capaces de aprender de sí mismos gracias a tecnologías de inteligencia artificial y machine learning, haciendo que cada vez sean más eficientes.

Además, suelen incluir otras funciones que ayudan a centralizar la gestión de la información y ahorrar costes. Sin ninguna duda, los ATS han llegado para quedarse. Tu mejor opción es aprender a manejarlos para sortear esa primera criba y poder acceder a entrevistas.

Es muy fácil, te lo explicamos en la siguiente sección.

El oscuro motivo por el que quizá no encuentras trabajo

¿Qué puedo hacer para que un ATS no descarte mi candidatura?

Como comentábamos en la sección anterior, las palabras clave incluidas en tu currículum son fundamentales para que los ATS constaten la compatibilidad de tu candidatura con el puesto vacante, además de otros posibles parámetros que el reclutador haya podido definir.

Estos últimos son imposibles de averiguar por el postulante, pero las palabras clave son las mismas que se utilizan en el anuncio. Es decir, la mejor fuente de información para conocer qué palabras clave tienes que incorporar en tu CV es la oferta de empleo.

Examina a fondo el anuncio y extrae de ahí aquellos términos relacionados con nombres de puestos de trabajo, responsabilidades y habilidades duras que se repiten a lo largo del anuncio.

Todo lo que tendrás que hacer es utilizar esas mismas palabras para describir las secciones correspondientes a experiencia, destrezas y educación.

Imagina que el anuncio al que quieres postularte menciona que buscan a alguien que sepa utilizar HubSpot (se trata de una de las herramientas CRM más utilizadas en el mundo del marketing para gestionar el trato con clientes).

Si en tu currículum aparece “conocimientos básicos de herramientas CRM”, deberías sustituirlo por “conocimientos básicos de HubSpot” para que el ATS identifique que cumples esa condición.

Por supuesto, no se trata de que mientas en tu CV. Si no tienes esa habilidad concreta, tendrás que omitirla y pararte a evaluar si merece la pena que lo intentes.

Últimos consejos

Para finalizar, queremos darte una serie de recomendaciones a tener en cuenta para optimizar más aún tu CV y superar el filtro de los sistemas ATS con éxito:

  • Utiliza archivos Word. Si no está claro o no se dice lo contrario en el anuncio, el formato Word es el ideal. Facilita la lectura de palabras claves a los ATS al máximo.
  • Usa un formato sencillo. Los tipos cronológico o combinado son los más adaptados a los ATS. Incluye las siguientes secciones:
    • datos de contacto
    • perfil
    • experiencia
    • habilidades
    • idiomas
    • información adicional
  • Evita diseños complejos. Muchos ATS no detectan el contenido en márgenes, tablas, pies de página y columnas, así como otros elementos de diseño. Si decides insertar información en ellos, procura que no sean detalles esenciales.

Si bien los ATS pueden convertirse en uno de tus peores enemigos durante la búsqueda de empleo, también pueden ser de gran utilidad en varios aspectos.

Para empezar, la mayoría de estos sistemas ofrecen al candidato la posibilidad de poder conservar su información en la base de datos de la empresa.

Puede ser que no consigas el puesto por el que te estás postulando, pero el mismo ATS facilitará que los gerentes te encuentren si surgen futuras oportunidades. Lo mejor de todo: no tendrás que volver a enviar tu currículum de nuevo.

Otro punto muy positivo de los ATS es que suelen ofrecer funcionalidades para gestionar la comunicación con los postulantes, lo cual obliga a las empresas a fijar un procedimiento claro y evita malentendidos a lo largo de los procesos de selección.

Resumiendo, si bien muchos candidatos desconocen los sistemas ATS y esto les genera dificultades para encontrar empleo, incluir las palabras clave de la empresa anunciante en el CV puede ser muy efectivo y resultar en más de una entrevista de trabajo.

¡Mucha suerte!